Atrae al hombre de tus sueños
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Atrae al hombre de tus sueños

Necesitas más que un vestido sensacional para que se te acerquen los hombres. Envíales estas señales y cruzarán un salón repleto de gente sólo para conocerte.

Todas las mujeres tienen una amiga a la que le llueven los hombres, aun cuando no es la más linda del grupo. Se dé cuenta o no, esa arpía (no, es una broma) está emitiendo silenciosas señales a las que los hombres no pueden resistirse.

“Más del 50% de todas las comunicaciones descansan en los gestos y el lenguaje corporal”, dice Janine Driver, experta en lenguaje corporal. Y no toma mucho tiempo atraer subconscientemente a alguien. “Un hombre decide a los 7 segundos de verte si quiere hablar contigo”. (Tú haces el mismo juicio rápido sobre él).

Puede que te sientas presionada, pero proyectar una imagen seductora en ese breve margen de tiempo es fácil. Sigue estas tácticas silentes, y cualquier hombre lo suficientemente afortunado como para mirar hacia ti deseará acercarse y decirte hola.

Vístete para impresionar

Vistete para impresionar

1- Aunque las rayas y los estampados están in, la ropa de un solo color transmite una mayor sensación de poder y confianza: un único color envía la señal de consistencia. Y a no ser que se trate de un minúsculo vestido de coctel o algo muy sexy, evita que sea negro (parecerías una jefa práctica y aburrida).

2- Un arreglo sutil de tu ropa (hablamos, por ejemplo, de alisar una falda o una blusa arrugada, no de cepillar con meticulosidad cada pieza), les sugiere a los hombres que deseas lucir bien para ellos, lo que eleva su ego.

3- Sí, ellos adoran los tacones. Pero los stilettos son más sexy si los llevas colgando de tus dedos. Un zapato a medio quitar revela que tienes un carácter juguetón y que no planeas ir a ningún sitio. Pero si tus piernas están cruzadas cuando lo haces (o en cualquier momento en que las cruces), asegúrate de que la de arriba sea la que quede más distante del chico que te gusta. Si no, él pensará que estás “dándole la patada”.

4- Para lograr el máximo magnetismo, muestra tus hombros con un vestido strapless o un top sin mangas. Los hombros desnudos plantan un pensamiento en la mente masculina: senos. Y encógelos ligeramente hacia delante si notas que él te observa. Es un movimiento que imita el que ejecuta una madre para acunar a su bebé. Y aunque tras unos tragos en lo que menos él piensa es en la futura madre de sus hijos, su mente se encuentra programada para sentirse atraído por el gesto.

Posiciónate y relájate

1- Recuéstate en el bar apoyando un brazo, para que no luzcas rígida ni incómoda. Mientras más tiesa te veas, más reflejarás que no quieres ser molestada. Y aunque la seguridad es sexy, no la lleves tan lejos como para pararte con las manos en las caderas. Tal vez pienses que te pareces a la Mujer Maravilla, pero sin los hot pants, sólo das la impresión de ser inaccesible.

2- Has oído la expresión “mirar a alguien por encima del hombro”. Bueno, no lo hagas. De hecho, bajar la barbilla ligeramente y elevar la mirada hacia él se considera un gesto muy coqueto y seductor. Tampoco cruces los tobillos frente a él. Es como decirle que preferirías estar en otro sitio.

3- ¿Tímida? Párate en el centro de un grupo. Te será más fácil hablar y parecerás especialmente popular. Y eso sube tu estatus ante los ojos de él.

Revela tu lado vulnerable

1- ¿Ese hoyuelo que se halla en la base de tu cuello? Evita ocultarlo con escotes altos, collares gruesos y bufandas. Cuando una mujer es extremadamente nerviosa, a menudo se cubre la garganta con la mano porque es una de las partes más vulnerables de su cuerpo. Cuando muestras tu cuello, en cambio, les estás revelando a los hombres que te sientes muy cómoda con la situación… y que sus insinuaciones serán bien recibidas.

2- Si sostienes una copa, coloca las manos de modo que tus muñecas queden expuestas, para aumentar la sensación de confianza. (Sostener un trago con ambas manos te hace parecer inabordable e inquieta).

3- Un gesto íntimo que no se completa anima a los hombres a finalizarlo. Extender tus brazos como si esperaras un abrazo se ve muy raro, pero descansar una mano hacia la mitad de la mesa o el bar refleja tu deseo de tomar la mano de él. Claro que él no extenderá la suya en ese momento, pero su subconsciente lo captará.

4- Dejar tu bolso entre tú y él le demuestra de forma sutil que deseas darle permiso para que esté cerca de algo valioso para ti. (Aunque Freud dijo que el bolso de una mujer representa sus genitales, nosotras creemos que simplemente contiene tus cosméticos… que son bastante caros).

Gestos sutiles

Con gestos sutiles, dile que se acerque

1- Tu ombligo debe apuntar hacia el chico que te interesa. Así que asegúrate de que quede frente a ese doble de Ryan Gosling y no hacia el bar. Lo mismo se aplica para tus pies y tus rodillas. Su propósito, desde el punto de vista de la teoría evolutiva, es ayudarte a escapar de los depredadores. Si apuntan a la puerta, los hombres sentirán que no estás ansiosa por charlar con ellos.

2- Cuando tus ojos se crucen con los de él, lánzale una sonrisita de complicidad. El querrá averiguar lo que sabes o pensará que lo reconociste, y se acercará para preguntarte de dónde te conoce. O abre un poco la boca (piensa en el gesto que hacen las mujeres en las comedias románticas cuando ven a un hombre hot por primera vez). Tus labios abiertos lo harán pensar en… bueno, imagínatelo.

3- Si tus manos están sobre tu regazo o sobre una mesa, haz un sutil signo de okay con tus dedos índice y pulgar. Aunque no lo creas, ellos subconscientemente piensan que les estás dando luz verde para acercarse y hablarte.

(fuente:Cosmopolitan)

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: