Mitos del Amor
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Mitos del Amor

Mitos del amor

Mitos del amor

1. Si un hombre dice NO al sexo, la relación tiene poca vida

¿Él acaso no puede no tener ganas?, ellos, como nosotras, también tienen esos días en los que no les fué bien en el tabajo, se sienten cansados o simplemente están en otra… Los hombres son los primeros que sufren por ese mandato social que establece que tienen que estar “siempre dispuestos”. Cuando, ante una propuesta amorosa, la respuesta es “no”, es imprescindible no tomársela a título personal. La sexualidad depende de muchos factores que, en muchos casos, no tienen que ver con el amor. Si la conducta se repite, lo mejor será que hables francamente con él y ambos intenten llegar a una solución.

2. ¿Cuántos años se llevan?

Si este caso te suena, no te desesperes. ¿Qué puede tener que ver la edad a la hora del amor? o acaso ¿no hay hombres de 30 que parecen de 18 y jóvenes de 25 que parecen de 40? En síntesis, la madurez es más mental que cronológica y está de acuerdo con las diferentes experiencias que han sido vividas, la capacidad para afrontar las dificultades y los aprendizajes que se logran acumular a lo largo de los años. Por el contrario, en algunos casos, la diferencia de edad puede enriquecer la relación y, de esta manera, el más joven de la pareja se sentirá fascinado por las experiencias vividas por el otro y el mayor, se verá rejuvenecido.

3. Segundas partes nunca fueron buenas

Si volviste con tu ex y este comentario no para de dar vueltas en tu cabeza, no te desesperes. Lo importante, en materia de reconciliaciones, es pensar porqué se ha producido la ruptura. Hay muchas parejas que deciden tomarse un tiempo y darse así un respiro para luego volver renovados. En algunos casos el amor se fortalece luego de haber conocido a otras personas e inclusive haber vivido otras experiencias.
Es fundamental considerar el porqué de la ruptura. Si la separación estuvo motivada por diferencias sustanciales de personalidad u objetivos en la vida, sí puede ser más difícil remontarla porque, ¡las personas no cambian! El secreto está en capitalizar el conocimiento que se tiene del otro para llevarse mejor y hacer que la relación funcione.

4. La distancia hace al olvido

Hace mucho tiempo atrás puede ser que así fuera, pero hoy, con todas las herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance, la distancia no es más que una excusa para separarse. Los celulares e internet hacen que podamos estar en conexión permanente con el ser amado, si así lo deseamos. Los kilómetros, por más que sean muchos, no ponen en peligro a las relaciones que se encuentran bien cimentadas. En el caso de que alguna situación laboral o personal obligue a alguno de los miembros de la pareja a viajar, basta con poner un poco de voluntad y de paciencia y mucho amor.

5. No te metas con tu compañero de trabajo

Que las relaciones que se generan en el ámbito laboral nunca funcionan es otro gran mito que merece ser desterrado. Día a día se pueden encontrar cientos de ejemplos de vínculos exitosos que comienzan en el trabajo, lo cuál, por otro lado resulta lógico ya que es aquí donde pasamos la mayor parte del tiempo.

6. ¡A mi novio le gustan todas!

Si te pone furiosa que, cuando evitar mirar a una mujer, ¡que encima es linda! contá hasta diez
o hasta cien, si hace falta, pero no estalles… Por supuesto que tenés que decirle que te molesta, pero no pienses que porque él se fije en otras chicas no te ama. No olvides que el amor no destruye la capacidad de sentir atracción por el sexo opuesto. La fidelidad es uno de los acuerdos que están implícitos en la pareja.

7. A los hombres les cuesta soportar el éxito de las mujeres

Siempre se dijo que a ellos no les gusta que a su mujer le vaya mejor. Sin embargo, la realidad demuestra que esto no es así o que, en todo caso, eso era cosa del pasado. El hombre ya no se siente amenazado porque ella gane más en su trabajo o sea exitosa en su profesión. Por el contrario, si él es inteligente se dará cuenta de que si ella está contenta las probabilidades de hacerlo feliz a él. serán mayores.

8. Si NO siente celos por mi, no me ama

Con respecto a los celos los poco de celos no hacen mal a la relación, que son necesarios para demostrar un poco de amor, que si él está muy celoso está loco por vos… lo cierto es que los celos tienen que ver más con la amenaza de perder al otro que con el amor. Cuando sentimos que él o ella pueden “caer en las redes” de otra persona experimentamos los más ardientes celos. Pero, por el contrario, cuando la relación es sólida y la pareja está segura del amor que se tiene, no hay lugar para este tipo de sentimientos.

9. Si me quiere tiene que saber qué me pasa

Estás enojada y pretendés, sin decirle nada, que él sepa lo que te pasa, ¿alguna vez viviste una situación parecida? Existen personas que piensan que se encuentran unidos con su pareja por una especie de conexión telepática que les permite saber todo lo que les pasa a él o a ella. De más está decir que esto no es así y además se trata de un mito que puede generar muchas discusiones innecesarias, al esperar algo que nunca llegará. Lo mejor y más adecuado es charlar de lo que sucede e intentar llegar así a una solución.

10. El amor todo lo puede

Más allá de lo que diga la literartura romántica y canten las canciones, el amor no basta para que una relación prospere. El respeto, la confianza y el diálogo son imprecindibles para seguir unidos. Pensar que el amor todo lo resolverá es una utopía que hasta puede resultar peligrosa, porque lo cierto es que… hay amores que matan.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: