5 errores comunes de belleza y cómo solucionarlos
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

5 errores comunes de belleza y cómo solucionarlos

Nadie nace sabiendo. Así que no te preocupes si cometes alguno de estos errores de belleza, porque tienen solución.
Por más rica que sea una ducha hirviendo, no es bueno para ti.

Por más rica que sea una ducha hirviendo, no es bueno para ti.

Error común número 1: Usar el acondicionador en todo tu pelo

Mucha gente aplica este producto igual que como si se tratase de shampoo: empiezan por arriba de la cabeza y lo llevan hasta las puntas. Tienes que tomar en cuenta que el pelo que está más cerca de tu cuero cabelludo es más sano que las puntas. Aparte de gastar en producto, cuando te pones el acondicionador desde arriba, puede hacer que tu pelo se vea grasoso. Así que solo necesitas echar el acondicionador desde el nivel de tus orejas y bajarlo hasta las puntas.

Error común número 2: Echarte perfume después de vestirte

El perfume puede manchar las telas y las fibras de tu ropa pueden hacer oler mal a tu perfume. El director del Intituto del sentido del olfato, en New York, explica que el perfuma está diseñado para interactuar con el calor de cuerpo. La mejor manera de echarte perfume es así: antes de vestirte, aplica un poco en los ‘puntos de pulso’ detrás de tus rodillas, tus muñecas, la base de la garanta, y detrás de las orejas. Y no vayas a frotarte las muñecas, porque rompe la estructura molecular del perfume.

Error común número 3: Depilarte las cejas muy cerca del espejo

Cuando estás enfocada en cada pelito, no estás atenta a la forma de la ceja entera. ¿El resultado? Cejas desiguales o muy delgadas. Lo major es encontrar un espejo grande cerca a una ventana, párate a varios centímetros de distancia y fíjate en tu rostro. Una vez que sabes qué forma quieres para tus cejas, acércate al espejo y empieza a depilarte. Aléjate otra vez cada cierto número de pelos, para asegurar la simetría.

Error común número 4. Olvidarte de tu cuello

Cuando cuides tu rostro, no pares en tu barbilla. La piel del cuello es más delgada que la de la cara, y es igual de sensible. Es propensa a pigmentarse, a perder elasticidad y, obviamente, a arrugarse. Cuando te apliques bloqueador en el rostro –que debe ser a diario- hazlo también en el cuello, el pecho y las manos. No necesitas una crema separada. Tu humectante y antiarrugas también póntelos en tu cuellos.

Error común número 5: Bañarte hasta que te sientas completamente limpio

Si te sientes muy limpio en la ducha, significa que has pasado mucho tiempo en ella. Quizá te quedaste mucho tiempo o te limpiaste tan vigorosamente, que has removido el aceite natural que protege tu piel. Trata de no pasar más de 10 minutos en la ducha, usa un jabón que no te seque la piel y que el agua no sea muy caliente, solo tibia.

Fuente: http://vidayestilo.terra.com.pe

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: