9 consejos para un vientre plano en 7 días
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

9 consejos para un vientre plano en 7 días

Aquí tienes otra razón para odiar los lunes: el estómago hinchado. Los tragos del viernes por la noche, la cena condimentada del sábado o la parrilla dominguera y los snacks del cine. Todo ello te ha hinchado el estómago y lo puedes notar, no solo porque te sientes más grande, sino porque los jeans te ajusta más, como explica la doctora Keri Gans, autora del libro The Small Changev Diet.
Consejos para vientre plano

Consejos para vientre plano

Aquí te damos 9 consejos para bajar esa pancita en 7 días.

Sazona la comida de manera distinta. Quizá te atrae el salero, pero al agua también. Cuando comes muy salado, retienes temporalmente más fluidos. Evita la sal y la comida muy procesada. Come mucha fruta y vegetales.
Bájale a las calorías. Evita las calorías pesadas como la pasta o el pan. Cuando quitas el exceso de carbohidratos temporalmente de tu dieta, le permites a tu cuerpo el acceso a los carbohidratos almacenados, así los puede quemar. Come mejor en el desayuno un sánguche con una sola tajada de pan y huevos, jamón de pavo –rico en proteínas-, queso bajo en grasa, semillas y nueces.
Cuidado con el almidón. Si tu abdomen se abulta después de comer pastas, los alimentos ricos en carbohidtratos podrían ser la causa de la hinchazón explica la doctora Jackie Wolf, autora del libro Una guía para la mujer para un estómago sano. La mayoría de los almidones, como papas, maíz, pasta y trigo, producen gas cuando se descomponen en el intestino grueso. El arroz es el único almidón que no causa gas, así que come una porción de ½ taza de arroz integral (que tiene más fibra) si deseas comer carbohidratos.
Deja la leche. Si alguna vez has sentido gases, calambres o hinchazón después de consumir lácteos, podrías sufrir de intolerancia a la lactosa. Esto ocurre en personas cuyos cuerpos no tiene la capacidad para descomponer y digerir el azúcar de la leche. Trata de comer alimentos bajos en lactosa (como el queso duro o yogur) o prueba los sustitutos sin lactosa (leche de arroz y leche de almendras). También puedes tomar la enzima lactasa para ayudar a descomponer la lactosa. La leche de soya también es una opción, pero a algunas personas les genera gases.
Come frutas. Estas son las más amables con tu estómago: bayas, uvas y cítricos (aunque no lo creas) ya que contienen una proporción casi igual de fructosa, azúcares y glucosa, lo que las hace más fáciles de digerir que las frutas con más fructosa como el melón, manzanas y peras. Considera también pequeñas porciones de frutas secas, como pasas y ciruelas.
Cuidado con el ají. Si quieres bajar la pancita, vas a tener que despedirte por algunos días del ají, pimienta negra, ajo, salsa de parrilla, Tabasco, etc. La comida picante estimula la producción de los ácidos del estómago, que causan irritación. Mejor elige hierbas frescas como albahaca, menta, estragón y el romero. También puedes usar curry y jugo de limón. Por esta semana, también evita el clavo de olor, el polvo de chile, las cebollas, la mostaza, la comida muy ácida, la salsa de tomate y el vinagre.
Si te antojas de dulces: tenlos. Evita los productos con azúcar sintética. Y ni se te ocurra masticar chicle para satisfacer el antojo de dulce. Satisface tu necesidad de azúcar con miel de maple, miel de abejas o un rico yogur.
No alcohol. Durante estos 7 días, aléjate del alcohol. Este causa deshidratación, lo que podría desacelerar la habilidad de tu cuerpo de eliminar los desperdicios.

Sé un poco activa todos los días. Según un estudio de la Uinversidad Autónoma de Barcelona, una pequeña cantidad diaria de actividad física permite que los gases se vayan y alivia la hinchazón. Eso debido a que los latidos de tu corazón y tu respiración aumentados ayudan a estimular las contracciones naturales de los músculos de tu intestino. Camina después de las comidas.

Más remedios para la hinchazón. Puedes encontrar productos que se venden sin prescripción médica para la hinchazón. También suplementos que tengan fibra o cápsulas de probióticos.

Recuerda que deshincharte no significa bajar de peso. Es botar el líquido o los gases acumulados que hacen que tu vientre crezca.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: