Cómo lucir bella durante la “resaca”
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Cómo lucir bella durante la “resaca”

Luego de una fiesta o reunión en la que los tragos se te subieron a la cabeza, lo que más quieres es ir a tu cama y olvidarte de que el mundo existe. Al menos hasta que pase tu malestar.Sin embargo, lo más probable es que al día siguiente aún sientas que tu cabeza está a punto de estallar y la sensación de agotamiento se refleja en tu rostro pálido y con los ojos hundidos.

Luce bella durante la resaca

Luce bella durante la resaca

Esos son solo algunos de los signos más visibles del popular mal de resaca que, como sabemos, se produce por un exceso de bebidas alcohólicas, una mala combinación de estas o la simple falta de costumbre en las lides del buen beber.

Y como era de esperarse, tu belleza facial es una de las principales afectadas a causa del licor. No solo por lo opaco de tu cutis, sino porque el alcohol altera la producción de sus sustancias internas generando un exceso de grasa y una acelerada aparición de arrugas.

No obstante, podemos minimizar la intensidad de sus efectos practicando unos sencillos tips de renovación cutánea cada vez que las copitas de más abrumen nuestro organismo.

Al dormir debemos proteger nuestros ojos de la luz con un cobertor especial (sujetado con una liga en la parte trasera) para que no se marquen las ojeras. Una vez pasada la mala noche, les quitaremos el cobertor. Pero seguiremos tapándolos con las manos mientras los abrimos y cerramos continuamente a fin de que disminuya la irritación post-diversión nocturna.

Después de lavar el rostro con abundante agua, aplicaremos encima de cada ojo un cubo de hielo envuelto en una tela gruesa para bajar la hinchazón al máximo. Cuando estos se hayan derretido considerablemente, volveremos a lavarnos la cara y untaremos una crema con esencias cítricas para refrescarla. Y si es posible, una con colágeno para mantener la elasticidad de su piel.

Paralelamente, debemos desintoxicar nuestro organismo tomando dos litros y medio de agua y una ligera porción de ensalada de frutas y verduras. La alimentación permitirá una mejor asimilación al tratamiento y pondrá nuestra dermis como nueva. Pero para evitarnos el trajín de la depuración, más vale evitar los excesos.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: