Cosméticos naturales
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Cosméticos naturales

Los cosméticos naturales deben estar compuestos, en un porcentaje superior al 90 %, por materias primas de origen vegetal o mineral, nunca animal. Los cosméticos naturales tienen una presentación, color y olor diferente a los de cosmética convencional.
Cosméticos naturales

Cosméticos naturales

Puesto que no hay actualmente un criterio claro ni universal sobre qué se consideran cosméticos naturales, personalmente considero como importantes y primordiales, los siguientes conceptos:
El consumidor no puede esperar la misma presentación, textura, color y olor en cosméticos naturales que en la cosmética convencional. No podemos exigir pan integral de color blanco, nos estamos engañando. No podemos exigir cosméticos naturales si no estamos dispuestos a asumir los cambios que se producen en materias primas que la componen que siempre están variando en composición, textura, color, etc. No podemos exigir la misma vida a un producto conservado con química dura que a un cosmético conservado con sustancias mucho más suaves y naturales. Es importante la información objetiva al consumidor de cosmética por parte de todos los que dicen elaborarla.
Los cosméticos naturales deben estar compuestos, en un porcentaje superior al 90 %, por materias primas naturales de origen no animal (vegetal o mineral).
No debe contener sustancias dañinas para la piel ni para la salud del usuario, eso incluye también las materias primas naturales que puedan ser irritantes, tóxicas o peligrosas.
En principio, esto lo asegura la Normativa Cosmética del Ministerio de Sanidad, pero en cosmética natural deberíamos ser más exigentes y severos con las materias primas que se sospechan son dudosas.
Como valoramos más el contenido que el continente, nos interesa más el efecto del producto que su presentación. Por eso no necesitamos colorantes ni modificadores del aspecto externo (textura, densidad, etc.) químicos.
Los perfumes artificiales no son admisibles teniendo la alternativa de los esenciales puros que pueden dar un aroma sano y natural. Tampoco son admisibles reconstituidos y aromas idénticos a naturales, que pueden llegar a ser 100 % artificiales.
Los cosméticos naturales deben ser una alternativa a los convencionales, aportar las mismas o mayores ventajas potenciando el uso de sustancias vegetales, y no un simple argumento de marketing verde.
Fuente: CYSM

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: