LipoSelección, la nueva liposucción ultrasónica
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

LipoSelección, la nueva liposucción ultrasónica

La Liposucción Ultrasónica o LipoSelección es una nueva técnica que desintegra y remueve el tejido graso, con mínima molestia y resultados efectivos.
Con este método es posible remover eficazmente la grasa no deseada del abdomenbrazos, espalda, caderas, rodillas, cuello, barbilla, muslos, y cualquier otra área del cuerpo que antes no era posible.
La LipoSelección o Lipo Ultrasónica, se diferencia del resto de las técnicas porque utiliza tecnología de ultrasonido para emulsionar el tejido graso y sus cánulas están diseñadas para minimizar el trauma tisular durante la aspiración, con resultados uniformes.
Además es un procedimiento aprobado y avalado por la ANMAT, por sus niveles comprobados de seguridad y por eficacia demostrada en los resultados obtenidos.

¿Cómo actúa el ultrasonido?

Dado que los nervios y los vasos sanguíneos permanecen en gran parte intactos, tanto los pacientes así como también los médicos manifiestan haber observado mínimo o escaso dolor y equimosis. “Además, el procedimiento de LipoSelección Vaser permite a los médicos trabajar con tal precisión que pueden esculpir áreas tan delicadas y sensibles como la cara interna de los muslos, los brazos, la barbilla y el cuello, lugares en los que antes no se trabajaba”, afirma el especialista Raúl Banegas.
La clave de este procedimiento está en la selectividad tisular:
  • Aunque el tejido graso consta principalmente de células adiposas, además contiene otros elementos primordiales como nervios, vasos sanguíneos y tejido conectivo.
  • La energía de ultrasonido, similar a la utilizada para extraer una catarata del ojo, fragmenta/desintegra el tejido graso antes de su remoción. Las células grasas, grandes y blandas, se desintegran (como igual facilidad con que estallaría un globo de agua) en tanto que los nervios, los vasos sanguíneos y el tejido conectivo permanecen virtualmente intactos.
  • Una vez emulsionada, la grasa es removida perturbando en forma mínima los principales tejidos estructurales permitiendo obtener resultados uniformes.
  • Debido a que la energía de ultrasonido deja los tejidos circundantes relativamente intactos, tanto los pacientes como los médicos manifiestan haber observado mínimo o escaso dolor, equimosis e inflamación.
  • Otra ventaja de este procedimiento es que permite esculpir áreas tan delicadas y sensibles como la cara interna de los muslos, los brazos, la barbilla y el cuello, lugares en los que antes no se trabajaba porque los resultados no eran los esperados y en muchos casos causaba flacidez en la zona.
Fuente: CYSM

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: