Para empezar el año más guapa que nunca
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Para empezar el año más guapa que nunca

Los rituales en los centros estéticos son el conjunto de tratamientos faciales y corporales que dan una sensación de bienestar producida por un ambiente tranquilo, envuelto en aromas y música suave para equilibrar a la persona tanto a nivel físico como a nivel mental aportando paz interior, plenitud y, sobre todo, bienestar.
Rituales para empezar el año más guapa que nunca

Rituales para empezar el año más guapa que nunca

Los rituales a nivel físico aportan suavidad, hidratación, renovación de la piel, eliminan toxinas, activan la circulación y liberan tensiones musculares. A nivel sensorial, los rituales aumentan la sensación de confort, relajando el sistema nervioso central y aportando equilibrio mental. En una palabra: desconexión del mundo real. El sentido del olfato es el más estimulado. A través de la aromaterapia se va creando una energía positiva permitiendo así la relajación.

El sentido del tacto, a través del masaje, despierta y aumenta la sensibilidad sensorial, mientras que la música relajante y suave permite, a través del oído, disminuir estados de ansiedad.
Los rituales se pueden combinar con terapias como el masaje tailandés, donde se realizan presiones por todo el cuerpo, a la vez que se estira la musculatura y se flexionan las articulaciones regalando al cuerpo soltura, elasticidad y descanso.

Otra combinación es con el shiatsu, que permite equilibrar energías para mejorar el funcionamiento del cuerpo. Todo ritual va acompañado de un masaje que puede ser con maniobras manuales para trabajar la musculatura o simplemente un masaje relajante para todo el cuerpo. El objetivo final de los rituales es conseguir un momento único a nivel sensorial de bienestar y confort, apartando durante un rato las preocupaciones diarias. En este aspecto, es muy importante la predisposición de la persona que va a recibir el tratamiento. El objetivo: relajarse completamente y disfrutar del ritual.

RITUAL DE CHOCOLATE BLANCO Y ROSAS

El despertar de los sentidos. Aumenta la autoestima y nos da energía. Mejora el estado de ánimo. Es regenerador y antiedad.

RITUAL DE JENGIBRE Y LIMA

Calidez y energía. Experiencia aromática y sensitiva con aromas cítricos estimulantes y energéticos. Da frescor y vitalidad.

RITUAL INDIAN NATURAL

El neroli, junto con el sándalo y el Ylang-Ylang, aporta el equilibrio interior.

RITUAL EXFOLIACIÓN MENTA-CACAO

Despertar de la mente. La piel responde alegre, activa, se oxigena y resplandece.

RITUAL GEISHA

Tacto de seda y piel de porcelana. Disciplina y perfección, armonía y bienestar, una suavidad desconocida.

RITUAL VENDIMIA

Sensación de juventud. La combinación de la uva con los aceites esenciales nos aporta energía y jovialidad.

RITUAL AL-ANDALUS

Tonificación y luminosidad. Las sensaciones aromáticas que resultan de la mezcla de especies y aceites esenciales nos trasladarán a los jardines de la Alhambra.

RITUAL CACAO Y NARANJA

Energético y estimulante. Revitalización y energía en estados de agotamiento estacional. Mejora el estado de ánimo.

 

Fuente: Revista Donna Deluxe

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: