Piel de naranja, ¡fuera!
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Piel de naranja, ¡fuera!

Falta muy poco para lucir minifaldas o los shorts, tan de moda, pero, ¿cómo llevarlos si tus muslos sufren la antiestética piel de naranja? La solución a este problema no es complicada si sigues una máxima: la tenacidad.

Piel de naranja

Piel de naranja

La celulitis es como un invasor que coloniza nuestra piel, sobre todo en la zona del trasero y muslos. Concretamente se trata de una acumulación subcutánea de grasa, debido a que los adipocitos -células que se encargan de almacenar grasa-, sufren una atrofia y funcionan de manera incorrecta.

Ganar la batalla contra la celulitis es fácil con ejercicio y una buena alimentación. Realizar un poco de deporte todos los días no cuesta nada, aunque si la pereza puede contigo, te recomendamos que te apuntes a una actividad como aeróbic, baile, tenis o aqualung para así tener la obligación de acudir. Si eres constante, con media hora al día de carrera habrá más que suficiente.

Además de los ejercicios aeróbicos, es aconsejable tratar las zonas concretas que sufran la piel de naranja. Habrá que tonificar los músculos de los glúteos y las piernas con actividades como las sentadillas o subir y bajar escaleras.

Pero, ¿qué pasa con la alimentación?. Hay que seguir unas normas básicas para que la piel de naranja no se apodere de ti. En primer lugar, hay que evitar a toda costa los azúcares. A partir de ahora, nada de donuts o bollos industriales para desayunar, ¡eso está prohibido!, con unos cereales integrales será más que suficiente.

Es importante eliminar también la sal o por lo menos moderar su consumo, ya que retiene líquidos. El zumo de un limón puede servir de aliño si nos parece que la comida ha quedado muy sosa.

Pero además de las grasas y la sal hay otros alimentos “prohibidos” como el café, el alcohol, las conservas, los embutidos o la mantequilla. Y claro está, hay que beber agua y zumos en cantidad para eliminar toxinas.

A la hora de guisar los alimentos, ¡ojo con los fritos!, lo mejor es cocinar a la plancha, vapor, la cocción o el horno. De este modo evitaremos introducir grasas innecesarias en nuestro cuerpo.

MINERALES

Y, ¿qué es lo que hay que tomar?. En general los minerales son nuestros mejores aliados, por eso hay que intentar ingerir alimentos ricos en hierro. La razón es que éste ayuda a la oxigenación de los tejidos.

Los alimentos que tienen más proporción de este mineral son el hígado, las espinacas, las legumbres como las lentejas o los garbanzos, los huevos, los frutos secos, los mejillones y… ¡las algas! De este modo podrás involucrarte además en la cocina creativa.

La vitamina C también es un buen aliado. Se encuentra sobre todo en cítricos como naranjas o limones, aunque también la piña, la pera, la manzana, la sandía o el melón ayudan a combatir la celulitis. Aún así no hay que abusar, ya que la fructosa contiene azúcares que en grandes cantidades no son beneficiosas. Frutas como el plátano o el aguacate es mejor dejarlas para ocasiones especiales.

Las carnes y pescados se pueden tomar, pero siempre y cuando sean poco grasos. El pollo, el pavo o pescados como la merluza o el lenguado ayudarán a que tengamos una dieta sana y equilibrada.

Las verduras y hortalizas son siempre aconsejables para contrarrestar los efectos de la celulitis. La berenjena, pepino, tomate, calabaza o cebolla son alimentos que nunca pueden faltar en tu dieta. Los cereales, el arroz o el pan también son aconsejables, pero siempre integrales.

Por último los lácteos. Hay muchas personas que no pueden pasar sin su vaso de leche, y de hecho es bueno ingerir este tipo de productos para que aporte calcio a nuestro organismo. Pero como no ayuda a la celulitis, se recomienda que se tome siempre desnatada, al igual que los yogures. También hay otra alternativa, que es tomar leche de soja.

Para terminar, hay que plantar cara a la piel de naranja con ciertos productos de cosmética que ayuden tras la buena alimentación y el ejercicio. Un buen anticelulítico es lo mejor, aunque aconsejamos comprar uno que no necesite masaje para una buena penetración, ya que la vida diaria impide que nos pasemos 20 minutos al día dedicados sólo a esto. Aun así es bueno que una vez por semana utilicemos un exfoliante o crema hidratante con sal y estimulemos la zona.

Con estos trucos notarás cómo en poco tiempo se elimina la antiestética celulitis. No esperes a que se convierta en rebelde y actúa antes de que se instale permanentemente en el cuerpo. ¡Es tiempo de shorts!

Fuente: http://www.mujerdeelite.com

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: