Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Archivo de la categoría ‘Hogar’

Excelente día a todas!!!

Les deseamos un excelente fin de semana a todas!!!!

Execelente fin de seman

Execelente fin de seman

Publicaciones Relacionadas:

Tips para pintar y elegir colores para el techo de tu casa

Cuando tenemos una casa, la cuidamos al máximo. No sólo es el lugar donde dormimos y encontramos paz; también es el sitio que refleja mucho de lo que somos.
Colores para el techo de tu casa

Colores para el techo de tu casa

Cada detalle es importante: muebles, piso, paredes e instalaciones. Sin embargo, pocos ponen atención a su techo. Para algunos, es difícil pintarlo debido a las condiciones, terminas lleno de pintura y con un dolor de espalda bárbaro. Pero pintar tu techo no tiene por qué ser tan complicado. Aquí te damos algunos tips.
Comencemos por las condiciones para pintar. Cubre con plástico tus muebles y comienza por áreas específicas, como la sala o alguna habitación, para que te sea más sencillo y no tengas que pintar toda la casa al mismo tiempo. Utiliza rodillos con pintura para que te ahorren algo de fatiga.
¿Colores? Las opciones son muy variadas. Por tradición, muchos pintan su techo de blanco. Y la verdad es que el efecto que da es agradable, pues hace que se vea más alto.
Sin embargo, bien podrías arriesgarte con otro color. El techo es la parte de tu casa que menos luz natural recibe. Juega con los colores y utiliza alguno que te agrade y que pueda hacer juego o incluso contraste con tu casa. Por ejemplo, si tu casa tiene paredes amarillas, ¿por qué no usar un techo en rojo?
También puedes utilizar tonos oscuros para pintarlo, sólo asegúrate que tus paredes sean más claras. Es decir, si prefieres un azul o un verde en tu techo, la pared puede ser beige o lila.
Una cosa implica otra. Un techo de color oscuro creará una sensación de ser más bajo, pero las paredes claras ayudan a compensar ese efecto. Puede servirte mucho para los pasillos de tu casa.
¿Qué te parece esta idea? ¡Anímate a hacerlo! Y no olvides contarnos cómo te fue.
Fuente:http://vidayestilo.terra.com.mx

Publicaciones Relacionadas:

  • No hay publicaciones relacionadas.

¿Cómo fabricar tus propios cosméticos?

Sola ante la adversidad descubres que no tienes suficiente desmaquillante, que la máscara de pestañas está seca y que se acabó el acondicionador de pelo. Nada de bloquearse, quédate tranquila porque cualquier producto que eches en falta tiene sustituto.
Si se te acabó la crema desmaquilladora o el champú, no te estreses, aprende a reemplazarlos con otros productos.

Si se te acabó la crema desmaquilladora o el champú, no te estreses, aprende a reemplazarlos con otros productos.

En una situación de emergencia tú misma puedes llegar a fabricar los cosméticos que necesitas puntualmente de una forma fácil y rápida; solo tienes que usar aquellos que, en la práctica, fueron creados para cumplir otra función.

Grandes sustitutos:

Aceite, es bueno para casi todo y desarrolla cosméticamente numerosas funciones. Se puede usar para:

  • Labios: lo puedes usar sobre la superficie cuando se encuentre seca y agrietada.
  • Pelo: para controlar el frizz o encrespamiento.
  • Uñas: en las cutículas para evitar que se resequen y endurezcan.
  • Cuerpo: reemplaza cualquier buena crema corporal. Es muy nutritivo, pero para que se absorba bien hay que masajearlo.
  • Desmaquillador: en este papel no tiene precio. Basta con echar un chorrito sobre el algodón que luego puedes pasarte por la piel a modo de limpiador oleoso que arrastra todo tipo de impurezas, después conviene realizar un enjuague para que no queden restos.

Publicaciones Relacionadas:

Adolescencia

Llega a una edad en la que el niño deja de serlo y no es todavía un adulto. Edad en que se produce una especie de ruptura de equilibrio en vista de un equilibrio nuevo y de la conquista de la personalidad, que harán poco a poco de este niño no sólo un joven o una joven, sino tal joven -chico o chica- determinado.

Adolescencia

Adolescencia

Resulta de esto un período de crisis que comienza, en general, hacia los trece años y que puede durar dos o tres.

Con frecuencia, en este período, los padres, que han olvidado por completo lo que a ellos mismos les pasó, se sienten desorientados, porque no reconocen ya a sus hijos. Lo primero que ha de hacerse es no asustarse. Se trata de una crisis normal, que pasará con tanta mayor rapidez y facilidad cuanto más los padres se esfuercen en comprenderla.

El adolescente, que deja de ser un niño, comienza por tener una crisis de emancipación. No quiere formar parte del mundo de los pequeños; no quiere ya ser tratado como un niño; no les gusta que le hagan decir sus lecciones; no quiere que se le mande por la noche a acostar; se molesta por la menor observación, sobre todo si se la hacen delante de hermanos y hermanas más pequeños.

Este deseo de emancipación es la manifestación de un progreso natural en vías de evolución. Sería en vano y peligroso intentar dominarlo por la fuerza.

Lo que caracteriza la adolescencia es una transformación fisiológica. Importa, pues, que los padres hayan prevenido a tiempo a sus hijos. Pero en cualquier caso resultará de ello una fragilidad física, una inestabilidad de carácter que es necesario tener en cuenta. Leer el resto de esta entrada »

Publicaciones Relacionadas:

Protocolo en la mesa

Protocolo en la mesa

Protocolo en la mesa

  • Para proteger la mesa, cubrirla con un hule. Posteriormente, poner el mantel bien planchado y centrado, de forma que no caiga excesivamente por los lados.
  • Las servilletas deben ser de tela, y si puede ser a juego con el mantel. Deberás colocarlas en el lado izquierdo del comensal o encima del plato, pero nunca dentro de una copa.
  • Hay que seguir un orden. De abajo a arriba: primero, el bajo plato; después, el plato llano, y, por último, el hondo. Si la vajilla tiene algún dibujo, deberá quedar alineado con el resto.
  • Las copas hay que colocarlas en la parte derecha superior de los platos. El orden, en este caso, es de izquierda a derecha: la del agua, la de vino blanco y la de vino tinto. Si tomáis cava, mejor sacar las copas al final de la comida.
  • Los cubiertos deberán estar colocados desde el exterior hasta el interior, siguiendo el orden de los platos. A la derecha del plato deberá estar el cuchillo, con la parte afilada mirando hacia el plato, y la cuchara. A la izquierda, el tenedor. La cucharita del postre se coloca en horizontal en la parte superior del plato.
  • Es importante que los comensales se vean entre ellos y tengan espacio para disfrutar de la comida. Los centros no deben tener una altura demasiado grande ni ocupar mucho espacio en la mesa. Si el centro tiene alguna vela, procura que no sea de olor para que no distraiga vuestro olfato y, sobre todo, vuestro paladar

Fuente: Revista Donna Deluxe

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: