¡Agárralas! No dejes que lleguen al piso
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

¡Agárralas! No dejes que lleguen al piso

Tus senos no requieren mucho mantenimiento y pueden conservarse saludables y sexy dejándolos tranquilos. Aun así, hay algo que sí puede afectarlos: hacer dieta continuamente es la principal causa de que las lolas se caigan antes de tiempo. Aquí, el cómo y el porqué sucede, y el modo correcto para mantener tus gemelas bellas y firmes.

Agarralas no dejes que lleguen al piso

Cómo se caen

La caída de los senos es difícil de evitar.
La fuerza de gravedad, el crecimiento súbito de tus pechos en la adolescencia y principios de los 20, el embarazo y la lactancia pueden modificar la forma de tus lolas. Estos cambios estiran el colágeno y la elastina de la piel, dos componentes que le dan firmeza. Con el tiempo, la piel se debilita y las gemelas lucen menos erguidas.
Pero hacer dieta constantemente estira aun más el colágeno y la elastina. De hecho estar bajando y subiendo 5 kilos (10 lb) a los 20 años conduce a una flacidez prematura a los 30. “Si estiras y encoges algo, se gasta y debilita, como un suéter”.
Mientras más rápido subas y bajes de peso con dietas relámpago, peor será el aflojamiento del seno, porque la elastina y el colágeno sufren más estrés. Es casi imposible recuperar el peso que se requiere en un período muy corto de tiempo. Engordas otra vez, vuelves a hacer dieta… y las lolas se caen más.

Por qué sufren tantos los senos

Los senos son muy sensibles a los cambios de peso. “Al subir unos kilos, la grasa tiende a acumularse primero en tus partes femeninas; por ejemplo, los senos”. “También es en esas áreas donde primero se pierde peso”. Mientras más delgada o gruesa te pongas, más delgados y gruesos se podrán tus senos, y también más se caerán”.

Baja de peso sin ponerte flácida

Aquí, como hacer dietas y evitar la flacidez. Primero, renuncia a las dietas relámpago (cualquier plan que corte las calorías por debajo de 1200 al día y/o prometa hacerte perder más de 0.5 o 1kg semanal). Perder más peso que ese a la semana (1 o 2lb) afectará más el colágeno y la elastina.
Sigue los planes que te dejan llenar más el plato, pero de frutas, vegetales y carnes magras, ya que comer saludable evitará que te excedas después. Y no te saltes comidas. Eso desacelera el metabolismo y te causa tanta hambre, que recuperarás los kilos perdidos. Al bajar despacio pero con consistencia, tienes más posibilidades de mantener el peso y detener el ciclo de “sube y baja”.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: