¡Alerta! Artículos básicos de riesgo
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

¡Alerta! Artículos básicos de riesgo

¿Sabías que algunos productos que utilizas a diario pueden dañar tu salud si no los renuevas a tiempo? Consultamos a los expertos para que nos explicaran cuáles son los más tóxicos, cuándo y por qué hay que cambiarlos

Articulos basicos  de riesgo

Cepillo de dientes.

“El momento justo para renovarlo es cuando las cerdas se deforman o separan, pues ya no limpian adecuadamente”, afirma Octavio Chavez, especialista en odontología. Su uso diario provoca que se desgasten y pierdan firmeza, haciéndolas menos eficaces durante el cepillado.
Además, con el tiempo las bacterias se acumulan entre las cerdas. Por esto, “si utilizas tu cepillo de dientes mínimo tres veces al día, debes cambiarlo cada tres o cuatro meses, máximo”, explica Chávez. Las lesiones causadas por una mala técnica de cepillado y por el depósito de microbios son las gingivitis (inflamación de las encías), caries, la halitosis (mal aliento), abrasión y desgaste de los dientes. “Si la cerda es demasiado dura puede lastimar la encía o el esmalte y generar traumatismo al lavar bruscamente”.
Para preservar tu cepillo en óptimas condiciones debes enjuagarlo y secarlo después de emplearlo, nunca transportarlo sin estuche ni en bolsas de plástico y cuidar que al guardarlo las cerdas no se doblen.

Brochas de maquillaje.

“A pesar de que son duraderas y no es necesario sustituirlas a menudo, debes lavarlas una vez al mes debido a que el maquillaje que se acumula en ellas es el causante directo de enfermedades o irritaciones. Los productos de maquillaje caducan cada 18 meses, sobre todo los líquidos o en crema”. Utiliza un líquido limpiador especial –lo encuentras en casas de belleza- para eliminar las bacterias concentradas en tus pinceles sin dañarlos. Si no tienes al alcance este producto, entonces “lava en casa tus utensilios con agua tibia y shampoo para bebé, y evítate padecimientos como el acné y la conjuntivitis”.

Peines.

“Lávalos continuamente para evitar que proliferen microorganismos como levaduras y bacterias que te ocasionen infecciones en el cuero cabelludo”. En cuanto a los cepillos de plástico, elimina sus residuos enjuagándolos todos los días con jabón de tocador. Y los de madera límpialos rápidamente después de usarlos con agua y cloro para desprender toda la suciedad restante. No los compartas y evita contagiarte de enfermedades como tiña de la cabeza producida por un hongo e incluso adquirir piojos o caspa de otras personas.

Bloqueadores.

Los protectores solares son una combinación de componentes físicos como el óxido de zinc y óxido de titanio con químicos como el Tinosorb M que, en conjunto, protegen la piel contra la radiación UVA y UVB. Verifica que, además de tener amplio espectro, sean libres de ácido paraaminobenzoico (PABA), que decolora la ropa y es causante de irritación, dermatitis por contacto y fotocontacto. “Mantenlos en lugares frescos sobre todo por sus consistencia. Y recuerda que tiene una caducidad de dos años”.
Aplícalos diariamente cada cuatro horas para optimizar su efecto y combínalos con barreras físicas como gorras, sombreros y lentes para maximizar la protección. Elige uno adicionado con antioxidantes como las vitaminas C y E y con la tecnología de “aquaespongines” para una mejor hidratación.

Ropa interior.

“Prefiere las de algodón, pues es una fibra natural que permite la adecuada transpiración de la piel. Evita las sintéticas como la lycra y e nylon ya que favorecen el mal olor, dificultan la sudoración y contribuyen a la proliferación de bacterias y hongos”.
Cámbiala diariamente para evitar la sobrecolonización de microorganismos de la dermis y de las secreciones vaginales. En caso de que tu panty esté rota, vieja o manchada, deséchala enseguida. Lávala con jabón en pasta, no con detergente en polvo, pues éste deja residuos que ocasionan irritaciones y dermatitis. Asimismo, los suavizantes contienen fragancias que pueden ser alergénicas.
No uses pantiprotectores fuera de los días de menstruación, ya que suelen ser de materiales sintéticos y su puente de plástico aumenta la aparición de microbios si no se cambian de tres a cuatro veces al día.

Medicamentos.

“Tómalos únicamente mientras estén vigentes para aprovechar al 10%% sus activos. Por ejemplo : los de uso tópico como cremas y óvulos, utilízalos antes de su fecha de caducidad para que no pierdan su actividad antibacterial o antifúngica “. Guárdalos en un sus envases originales para evitar su decoloración. Mantenlos lejos de la luz solar y no los expongas a altas temperaturas. Si presentas alguna reacción negativa interrumpe el tratamiento pues puedes ser alérgica al medicamento. Y finalmente queda prohibido automedicarse, mejor acude al doctor.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: