El embarazo y los cambios físicos
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

El embarazo y los cambios físicos

El embarazo y los cambios físicos

El embarazo y los cambios físicos

Posterior a un embarazo, es frecuente que empecemos a necesitar recobrar o mejorar nuestra figura corporal, pero es importante aclarar que es mejor tener un poco de paciencia, ya que durante el embarazo el cuerpo enfrenta una serie de cambios en su sistema cardiovascular y hormonal, que se normaliza aproximadamente a los tres meses y es por esto que para someterse a una cirugía estética como liposucción, lipoplastia, abdominoplastia o lipectomía se debe esperar un espacio de tres a seis meses, con el objetivo de disminuir el riesgo de trombo embolismo (trombos de sangre o grasa que viajan al pulmón o cerebro) o de una descompensación hemodinámica en la cirugía.
Por otro lado contrario a los mitos que existen sobre la lactancia, durante los primeros meses se puede aprovechar al máximo este periodo, dado que se necesitan muchas calorías para producir la leche materna, por lo cual si se lleva a cabo una dieta balanceada y consumo de abundante agua, se quema el tejido graso sobrante y se baja de peso al mismo tiempo que se produce leche materna de alta calidad.
De otra parte en cuanto a la cirugía de los senos se debe esperar de tres a seis meses después de haber dejado de lactar al bebé, ya que con la lactancia hay una inflamación del tejido mamario por lo cual el tamaño del seno en su gran mayoría esta aumentado y la circulación de leche aumenta el riesgo de infección, quistes o acumulación de leche que se conoce como lechoma.
Para minimizar los cambios físicos del embarazo es importante:
  • Llevar a cabo una dieta dirigida por nutricionista y caminar 30 minutos todos los días, para que el aumento de peso esté en el rango de los nueve a diez 10 kilos, los cuales serán mas fáciles de bajar después con dieta o con cirugía estética.
  • Proteger los senos de la caída exagerada, utilizando todo el tiempo el sostén, no dejar que se llenen mucho de leche, estarlos vaciando constantemente y sostenerlos cuando se esta lactando al bebé.

Fuente: Body Magazine

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: