Guía de buena salud para las chicas malas
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Guía de buena salud para las chicas malas

Los científicos ya dieron su bendición a ciertos placeres culpables como comer chocolate (alto en antioxidantes) y beber vino (bueno para el corazón). Las investigaciones están encontrando el lado bueno a ciertos comportamientos conocidos como “malos”. Nunca promoveríamos algunas acciones como fumar o ser adicta a las galletas cremosas, pero estos seis hábitos traviesos pueden sentirse y hacerte bien.

1. Enojarte puede ayudar a controlar el estrés.

Enojarse

Una dosis pequeña de ira puede ser un tónico de cuerpo y mente. Por ejemplo, nuevas investigaciones sugieren que las personas gruñonas toman mejores decisiones. Los científicos de la Universidad de Carnegie Mellon, en Estados Unidos, descubrieron que el enojo – contrario al miedo y la ansiedad – puede incitar a tu cerebro a liberar menos cortisol, la poderosa hormona del estrés relacionada con problemas como la obesidad, la pérdida de masa ósea y las enfermedades del corazón. “Tradicionalmente, ha sido difícil para las mujeres expresar enojo de manera eficaz, ya que se ‘supone’ que debemos actuar de forma protectora y sensible”. Pero no te pases, ya que la furia crónica es improductiva.

3. Tomar café puede disminuir tu riesgo de contraer cáncer.

Tomar cafe

El tributo más celebrado del café – esa dosis de cafeína que te da un levantón de energía – no tiene nada que ver con sus superpoderes saludables. Los estudios muestran que tomar café a diario minimiza el riesgo de contraer Parkinson, cáncer y diabetes tipo 2. ¿Por qué? La mayoría de las enfermedades crónicas están relacionadas con la inflamación, y el café está lleno de compuestos antiinflamatorios. El café también tiene más antioxidantes que casi cualquier otro alimento. Toma entre una y tres tazas de café normal o descafeinado al día, pero asegúrate de mantenerte alejada de trampas grasosas como los latte cubiertos de crema batida. “Si acumulas calorías posiblemente eliminas los beneficios”.

3. Ser medio fodonga puede ayudarte a respirar mejor.

Fodonga

Las mujeres desordenadas del mundo aplaudieron al unísono cuando un estudio llevado a cabo en Gran Bretaña encontró que una cama deshecha puede reducir el número de alérgenos (resulta que las sábanas extendidas pueden ofrecer a los ácaros una zona de reproducción protegida). Pero hay más buenas nuevas, e incluso mejores, para las que no son tan ordenadas: el experto en medicina interna y ambiental Kenneth Rosenman afirma que debes enfocarte en mantener tu casa en un nivel razonable de limpieza, pero sin exagerar. “La presión por desinfectar nuestros hogares no es sana”. “Un poco de desorden está bien”. Eliminar todos los gérmenes – incluidos los inofensivos – puede limpiar el terreno para las cepas más serias o resistentes. Además, algunos desinfectantes y aromatizantes en spray liberan químicos que pueden elevar el riesgo de asma. Evita los limpiadores en aerosol y elige los que se vierten, ya que son amigables con el ambiente. No olvides que trapo mojado hace maravillas.

4. Tomar cerveza beneficia tu corazón y huesos.

Tomar cerveza

Vemos, tómate una chela. Las investigaciones indican que la cerveza puede combatir las enfermedades cardiacas de manera más eficiente que el vino tinto, según el doctor Charles Bamforth, profesor de ciencias y tecnología de los alimentos en la Universidad de California en Davis, Esta bebida refrescante está hecha de cebada malteada, que contiene los mismos antioxidantes que protegen el corazón y se encuentran en el vino. Pero la cerveza también contiene altos niveles de vitamina B6, lo que evita que nuestros cuerpos produzcan homocisteína, un químico relacionado con el riesgo elevado de un infarte coronario. Además, tu cuerpo entero se ve fortalecido gracias a la silica, un compuesto que ayuda a fortalecer los huesos. Bamforth sugiere mantener tu consumo a una cerveza al día. Selecciona variedades hechas con maltas amplias y pálidas, así como lúpulos (cervezas claras), que son particularmente ricas en silica.

5. Navegar en Internet puede agilizar tu cerebro.

Navegar en internet

Todas esas computadoras por la red pueden dejarte algo más que un buen par de zapatos de tacón. Un nuevo estudio de la Universidad de California en Los Ángeles, EUA, encontró que una sola semana de navegación constante en la web puede encender los portales de razonamiento complejo en tu cerebro. “El tiempo que pasas en línea puede mejorar tu habilidad para tomar decisiones”. Es posible que mientras más navegamos, más eficientes sean nuestros cerebros en cuestiones estratégicas. “Es como ir al gimnasio. Después de un tiempo, puedes levantar más peso con menos esfuerzo”. Pero los científicos no les están dando permiso a las geeks (o clavadas en Internet) para estar pegadas al mouse todo el día. Toma descansos regulare y asegúrate de socializar con seres humanos de carne y hueso.

6. Mascar chicle puede ayudarte a adelgazar.

Mascar chicle

No nos gusta llevar la contraria a los guardianes de la etiqueta, pero estudios recientes muestran que marcar chicle – hay que hacerlo de manera educada, claro está – mejoran la memoria de corto y largo plazos (los científicos aún intentan descubrir la razón). Mascar también puede ayudarte a adelgazar, según nuevos estudios de la Universidad de Rhode Island, en EUA. Investigaciones realizadas en animales sugieren que marcar de manera constante puede estimular el centro de saciedad del cerebro, lo que hace sentirnos llenas.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: