Gym a tu medida
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Gym a tu medida

¿Qué buscas?, ¿más elongación, fortalecer las piernas o reeducar la postura? Hay opciones para todos los gustos y necesidades. Elige cómo quieres poner tu cuerpo en movimiento. Compará las cinco mejores alternativas.

Gym a tu medida

Gym a tu medida

El ejercicio físico es indispensable para mantener un buen peso corporal y sentirse saludable. Pero además, al realizar deporte también se estimula el estado de ánimo. El cuerpo segrega endorfinas, unas pequeñas proteínas, conocidas como “las hormonas de la felicidad”, que inhiben las fibras nerviosas que transmiten el dolor y el malestar y, además, actúan a nivel cerebral produciendo una intensa sensación de bienestar y la disminución de la ansiedad. Ya sea al aire o en la ciudad, hay opciones para todos los gustos.

1. Pilates:

Esculpir y modelar. Está de moda desde que muchas estrellas de Hollywood reconocieron que era uno de sus trucos para estar siempre estupendas. Pilates tiende a esculpir el cuerpo y a moldear la figura de acuerdo a las características físicas de quien lo realiza. Es ideal para lograr la oxigenación de los músculos y aumentar la flexibilidad y la elongación. A nivel físico, el método contribuye además a mejorar la salud de las articulaciones y aumentar la movilidad y agilidad de todo el cuerpo; incrementar la fuerza física y la resistencia para prevenir posibles lesiones y corregir y rectificar las malas posturas.
Las clases tienen una hora de duración y se centran en ejercicios pautados que se realizan en unas camas especiales que cuentan con cuerdas, mancuernas, pesas, resortes y pisos deslizantes. En algunos lugares se hace en el suelo con colchonetas.
Dirigido a todas las edades, Pilates es el preferido de mujeres de mediana edad. Su principal eje es la concentración. El resto: control, centralización, precisión, fluidez, respiración, alineación, coordinación, resistencia y alargamiento.

2. Power Plate:

un tratamiento de belleza. El entrenamiento de aceleración con las máquinas Power Plate crea inestabilidad: con cada vibración, el cuerpo se ve obligado a realizar contracciones musculares reflejas entre 25 y 50 veces por segundo. El resultado final es un mejoramiento de la producción de fuerza o resistencia y de potencia. Los ejercicios en estas máquinas de vibración tridimensional ofrecen variedad de beneficios, desde un mejoramiento inmediato de la circulación sanguínea hasta el aumento de la fuerza y la flexibilidad muscular, el incremento de la amplitud de movimiento y la disminución de la celulitis, el dolor y la irritabilidad.
Es indicado para el entrenamiento y la rehabilitación pero, también, para masajear y relajar todo el cuerpo. Con esta tecnología se trabajan todos los grupos musculares de forma pasiva; además, es posible reducir el estrés ya que disminuyen los niveles de cortisol y aumenta la concentración de serotonina (que produce sensación de bienestar, relajación, mayor autoestima y concentración). Así, se logra una buena oxigenación y circulación del flujo sanguíneo, lo que disminuye el nivel de toxinas en el cuerpo y, a su vez, reduce la aparición de celulitis. Asimismo, estas máquinas ayudan a combatir la osteoporosis ya que elevan la densidad mineral ósea y, al incrementar la producción de colágeno, reflejan una piel más firme y tersa.

3. Spinning:

el pedaleo para exigentes. Es un ejercicio aeróbico y de piernas que se realiza sobre una bicicleta fija. En las piernas y en las caderas se encuentran los mayores y más fuertes grupos musculares: el fortalecimiento de éstos a través del spinning ayuda a la pérdida de peso, a reducir las cartucheras y la celulitis. La bicicleta tiene un consumo calórico por hora de ejercicio muy elevada. ¿La razón? Al usar las piernas, que es donde están los músculos más grandes y los que más energía requieren, el consumo de calorías es muy alto.
El spinning es una gimnasia muy adaptable al nivel del alumno, por lo que puede resultar sencilla como un paseo tranquilo o agotador hasta para un ciclista profesional. Puede variar desde una media hora de pedaleo suave sentado y con una resistencia muy baja a una sesión de fuertes cambios de ritmo y alternando de pie y sentado. Esto hace que pueda ser practicado por la mayoría de las personas indistintamente de su nivel de preparación física. Las clases se suelen realizar con música y, cuando el trabajo está diseñado al ritmo de la música, la actividad es más entretenida, dinámica y motivante. Se aconseja practicarlo tres o cuatro días a la semana con una duración mínima de 40 minutos por sesión.
Permite trabajar las articulaciones, los tendones y ligamentos y mejorar su lubricación interna. Y sumado al aumento de la masa muscular y de su resistencia, consigue retrasar el envejecimiento.

4. Aerobox:

el trabajo cardiovascular. De gran despliegue energético y plástico permite desarrollar el potencial sin perder la femineidad. Este entrenamiento produce dos tipos de mejoras: el fisiológico y el bio-mecánico. Del lado fisiológico, produce mejorías en la eficiencia y funcionamiento de los pulmones y el corazón. De esta forma reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares ya que mejora el transporte de oxígeno a la sangre. En cuanto a los aspectos bio-mecánicos, el aerobox contribuye a un mejor desarrollo de la fuerza, la elasticidad, la torsión y vibración de los huesos, las articulaciones, los tendones y ligamentos. Así disminuye el riesgo de lesiones y aumenta la tonicidad muscular y flexibilidad.
El aerobox es un ejercicio muy intenso de glúteos, piernas, abdomen y brazos. Se trabaja en altas repeticiones para que los músculos se tonifiquen y sean más resistentes ante cualquier exigencia. Por la energía desplegada durante el entrenamiento, es un gran liberador del estrés. ¿Resultados? Sólo es necesario mirar el cuerpo de un boxeador: sin una gota de grasa. Con una continuidad de tres veces por semana se puede alcanzar una excelente condición física y mejorar la calidad de vida.

5. Boot camp fitness:

el entrenamiento militar. Diseñado para realizarse en grupo se desarrolla al aire libre con distintas alternativas de ejercicios como fuerza de brazos y piernas, trepar árboles, trasladar gomas de un lugar a otro, cortar leña, subir sogas de distintas dificultades, correr por el barro o por el agua. Estas dificultades se establecen según el estado físico de los participantes y para que todos puedan alcanzar las exigencias planteadas. La disciplina pone a prueba la personalidad, el espíritu de superación, la aceptación de órdenes y el no dejarse vencer por los obstáculos. Está diseñada para bajar el nivel de stress, ansiedad, angustia, nervios o depresión.
En los Estados Unidos se reconoce al Boot Camp Fitness como una rápida y efectiva forma de perder peso (se queman, aproximadamente, entre 800 y 1500 calorías en hora y media), tonificar los músculos e incrementar tanto la capacidad aeróbica como el desarrollo mental.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: