La Purificación del Cuerpo
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

La Purificación del Cuerpo

Estrés, ondas electromagnéticas, malas noticias, agresividad y alimentos madurados a punta de hormonas, son sólo algunos factores que intoxican el cuerpo y mente.
La Purificación del Cuerpo

La Purificación del Cuerpo

Lo peor de todos es que parece normal. La sensación de fatiga, los dolores de cabeza diarios, dar botes en la cama durante toda la noche, los problemas digestivos… Todo parece “Normal”. Las mujeres modernas y también los hombres, se acostumbraron a llevar sobre sus espaldas una rutina que esta lejos de considerase sana y gratificante.

Y todo por causa del estilo de vida de los últimos tiempos que le ha impuesto al cuerpo grandes tensiones, malos hábitos y alimentación inadecuada. La combinación de todo esto ha creado un organismo deshidratado e incapaz de eliminar toxinas. Cuando esto sucede, el sistema digestivo no absorbe adecuadamente los nutrientes y afecta directamente órganos como el hígado, el páncreas, los riñones, las glándulas suprarrenales y el sistema linfático, entre otros. Eso, sin contar con que también presentan algunos síntomas emocionales como angustia, ansiedad, depresión y una sensación permanente de falta de ánimo.

Para descargar el organismo de todo esta energía que a veces parece hacerlo explotar, existen unos tips sencillos que se pueden poner en práctica a ciertas horas claves:

Antes de salir de casa:

El agua resbalando sobre el cuerpo, durante la ducha, es el mejor momento para planificar tu dìa. Visualiza el agua limpia como lo malo.

En la oficina…

Cuando sientas que esta muy estresada y no puedas pensar con claridad o incluso tengas dolor de cabeza, descuelgua el teléfono, siéntate cómodamente cierra los ojos, relájate y conéctate con tu respiración durante diez minutos. Si sientes ansiedad, que se puede manifestar con deseo de fumar, tomar tinto o comer, ten siempre a la mano frutas secas o normales, maní o incluso verduras como las zanahorias pequeñitas. Y siempre mucho agua fresca.

Cuando regreses a casa…

No comas pesado, nada de carnes rojas o cosas fritas. Es ideal una sopa de vegetales o una crema, acompañada de un jugo o algo liviano. No te acuestes muy tarde, ni te llenes de televisión y noticieros con malas noticias. Pon música suave, siente tu respiración y empieza a visualizar cada parte de tu cuerpo. Cuando te sientas completamente relajada es el momento para mirar cómo estuvo el día, cuales fueron los logros cuales la metas cumplidas y cuales quedaron pendientes.

Agradece lo bueno de la jornada y déjate llevar por el sueño.

Lo bueno de desintoxicar el cuerpo es que no sólo mejora el funcionamiento del éste, sino también revitaliza el espíritu. Porque la angustia, la ansiedad y la desesperación en la mayoría de los casos desaparece.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: