Obesidad y aparato locomotor
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Obesidad y aparato locomotor

Muchos son los trastornos que el sobrepeso suele producir en las personas. Desde problemas circulatorios o respiratorios, hasta inconvenientes estomacales, cardíacos y locomotores.

Obesidad y aparato locomotor

Obesidad y aparato locomotor

Unos de los primeros motivos por los que el paciente con obesidad acude a una consulta médica, es el fuerte dolor muscular y óseo que siente. Estos síntomas óseos y articulares son de difícil tratamiento y la recuperación suele ser lenta.
El cuerpo está preparado para soportar una cantidad de peso y grasa específica. Si este determinado peso comienza aumentando y se excede de los parámetros normales, el organismo responde con la aparición de traumatismos y alteraciones articulares que van en aumento.
Es normal pensar positivamente y suponer que nunca vamos a llegar a padecer este tipo de problemas, aunque la realidad es que este trastorno afecta a un 50% de pacientes con sobrepeso -dependiendo la edad, la salud general, el grado de obesidad y el sexo. La enfermedad locomotora más común es la artrosis, y suele afectar las extremidades inferiores del cuerpo (rodillas, tobillos, caderas y cintura). Si la situación de agudiza, corre peligro la movilidad corporal y la capacidad funcional, por lo que el paciente obeso se vuelve sedentario –impidiendo que pueda realizar actividad física continua debido a la inmovilidad.
Aunque la obesidad sea un factor que favorece la aparición de artrosis y empeora sus síntomas, existen tratamientos para prevenir la enfermedad o controlarla. Primeramente, es importante realizarse estudios médicos, comenzar con ejercicios físicos leves y realizar dietas saludables. Para atenuar los síntomas o retrasarlos, la pérdida de peso es favorable, puesto que alivia los dolores. Dicho de este modo, el tratamiento clave para disminuir los síntomas es la realización de una dieta balanceada (baja en grasas) y de actividad física diaria.
Sin embargo, se pueden frenar los dolores intensos tomando suplementos y fármacos recetados por un profesional. El sedentarismo que produce la obesidad y los problemas en el aparato locomotor, traen consecuencias a futuro si no se comienza con un tratamiento adecuado a tiempo. Y, si no llevamos a cabo ninguna actividad ni movilidad, la artrosis avanza impidiendo cada vez más movernos.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: