Olvídese de los dolores menstruales
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Olvídese de los dolores menstruales

¿Qué mujer no sufrió alguna vez los tan nombrados síndromes menstruales? Dolores en ovarios, sensibilidad en los pechos, cambios de humor….

Dolores menstruales

Dolores menstruales

En este artículo le ofreceremos algunos consejos para intentar disminuir las molestias y pasar “esos días” de la mejor manera posible Los dolores menstruales se conocen con el nombre de “dismenorrea”, suelen presentarse unos días antes del sangrado y persisten hasta los primeros días del ciclo menstrual. Si bien son más comunes en adolescentes y jovencitas, eso no implica que se sufran también durante la vida adulta.

El foco de las molestias suele encontrarse en la parte baja del abdomen (hipogastrio), pero pueden llegar a irradiarse hacia la espalda y la zona genital, habitualmente son muy molestos llegando hasta limitar la actividades normales.

Si bien los dolores pueden variar en intensidad de un mes a otro y pueden estar acompañados de otros síntomas como: náuseas, diarrea, dolores de cabeza, quienes los sufren suelen padecerlos durante todos los períodos.

Las molestias abdominales se generan por las contracciones del útero, que son más fuertes durante el periodo menstrual y debido a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo. Diversas glándulas femeninas liberan hormonas desde los ovarios, fundamentalmente estrógenos y progesteronas, que provocan cambios físicos como el aumento de los pechos y el incremento de peso por retención de agua.

Realizar baños calientes de inmersión, masajear la zona abdominal, comer con poca sal, y realizar ejercicios suaves puede aliviar las molestias. Recuerde que también es muy importante descansar y dormir lo suficiente y, por sobre todo, tratar de relajarse lo máximo posible.

También pueden utilizarse analgésicos del tipo ibuprofeno o paracetamol que alivian rápidamente las dolencias. De todos modos, existen algunas recetas caseras que ayudan a disminuir las molestias sin necesidad de acudir a drogas.

Remedios caseros

El calor en la zona afectada es sumamente importante. Usted puede colocarse una bolsa de agua caliente o una manta eléctrica mientras descansa y eso le aliviará.

Además ciertas infusiones como la de salvia (antiinflamatoria) o manzanilla son muy eficaces.

Incluso existen algunos alimentos que se recomienda consumir durante estos períodos que ayudan a sobre llevar la situación: las frutas y verduras frescas y los alimentos ricos en hierro son necesarios para compensar las pérdidas de este mineral y aliviar el cansancio. Incluso la ingesta de fibras está altamente recomendada para facilitar el tránsito intestinal así como beber mucha agua para eliminar toxinas y disminuir la hinchazón.

Por otro lado, existen cierto alimentos que es mejor evitar: aquellos que son ricos en grasas saturadas debido a que incrementan el efecto negativo de los estrógenos sobre el cuerpo (dolor e hinchazón de senos). El café y las bebidas excitantes incitan al nerviosismo, estado que debe evitarse, especialmente porque afecta la absorción de hierro.

Para mantener estable el sistema emocional es recomendable mantener un buen nivel de glúcidos, por lo tanto se recomienda comer hidratos tales como pasta, pan, arroz, en cantidades moderadas.

Lo recomendable: frutas (sobre todo cítricos: naranjas, mandarinas, pomelos), espinacas, avellanas, yema de huevo, carne roja, castañas, verduras, pasta, pan, infusiones.

Lo evitable: grasas saturadas (“fast food”, embutidos, fritos, facturas…), café, té, alcohol, tabaco.

El ejercicio no debe dejarse de lado

En muchos casos al sufrir dolores menstruales, una de las primeras cosas que hacen las mujeres es evadir el gimnasio y la actividad física. Sin embargo, la práctica regular de ejercicio no sólo produce que se reduzcan los dolores menstruales sino que, pasado un tiempo, desaparezcan por completo.
Aprender a relajar el abdomen a través de la respiración también es eficaz.
Algunas mujeres al tomar anticonceptivos o al tener un hijo, consiguen una notable mejoría; y en ciertos casos hasta desaparece ese dolor premenstrual.

Si usted sufre de estos síntomas ahora ya conoce ciertas recetas para disminuirlos y si aún persisten, lo indicado es acudir a un ginecólogo que le indicará exactamente qué debe hacer.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: