Senos firmes y sanos
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Senos firmes y sanos

Poseer unos senos armónicos, proporcionados al busto, turgentes y firmes, es una de las aspiraciones o logros más deseados de toda mujer.
Senos firmes y sanos

Senos firmes y sanos

Resolver la cuestión favorablemente es uno de los quebraderos de cabeza de la estética moderna. Aquí serán imprescindibles decir unas palabras de anatomía para comprender el problema.
La mama es sólo una glándula cutánea especializada, formada por lóbulos glandulares sumergidos en el tejido celular. No contiene ningún elemento contráctil susceptible de ser estimulado para modificar las formas, e incluso el músculo del pezón carece de acción alguna sobre la forma general del seno. La capa posterior retromamaria está fijada a la clavícula por un ligamento suspensor y toda la glándula descansa sobre dos planos pectorales: el pectoral mayor y el pectoral menor. El sistema más eficaz para elevar y mantener en posición los senos reside en fortalecer los pectorales mediante una gimnasia apropiada.
Si la persona es joven —hasta los veinticinco años— hay productos de cosmética, emulsiones y suspensiones coloidales, que pueden fortalecer y endurecer el seno. Más allá de esa edad, la eficacia de estos productos es muy relativa. El masaje estético se ha preocupado mucho de esta zona. Existen incluso masajistas “mamilares” con una especialización plena. Pero la eficacia del masaje aplicado a los senos caídos es también nula, al menos desde la perspectiva de nuestra experiencia. En cambio, prácticas tan simples como las duchas o chorros de agua dirigidos, fortalecen y conservan la dureza del seno. No se olvide que la mama está muy vascularizada, es extraordinariamente sensible a los golpes y muy frágil para los amasamientos torpes.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: