¿Te imaginas eternamente bella? Los 40’s
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

¿Te imaginas eternamente bella? Los 40’s

En esta etapa la dermis se vuelve cada día más flácida.

La elasticidad pierde su calidad y da lugar a las arrugas. “La capa basal demora su proceso y con ello una producción de colágeno y elastina baja, generando una excesiva acumulación de células muertas”.

Problemas

¿Te imaginas eternamente bella? los 40's

1. Arrugas

Las líneas de expresión de los treintas se vuelven surcos y cicatrices firmes y permanentes que se aprecian a simple vista. (Esto ocurrirá muchos años después si desde los veintes sigues está guía).
Remedio: usa geles antiedad fuertes que contengan colágeno, antioxidantes, saponina y ácido hialurónico para rellenar y fortalecer el sostén de la piel.

2. Flacidez del cuello, párpados y mejillas

El cutis pierde su definición y se empieza a colgar transformándose en papada caída, párpados escurridos y mejillas derretidas.
Remedio: debido a que en los cuarentas es más difícil restaurar el cimiento, puedes recurrir a tratamientos no invasivos para tensar la piel, como microdermoabrasiones (exfoliación mecánica y profunda). No emplees cualquier crema para el cuello por que debilita la dermis, usa una exclusiva para la zona. Queda prohibido aplicar la misma crema del rostro en los ojos ya que no penetra; utiliza un gel rico en colágeno y refuérzate con una crema con vitamina C.
Correcciones mágicas: los unos ojos radiantes con la extraordinaria técnica del claroscuro, en la que los colores claros dan volumen y los oscuros empequeñecen y alejan. “Los ángulos de luz y sombra cambian y estilizan el rostro; son la parte más exitosa del maquillaje”. Aplica una sombra claro debajo de la curva de la ceja para iluminar y levantar el párpado, y minimiza la zona caída con sombras oscuras. Finalmente, profundiza tu mirada con una máscara de pestañas a base de aceite para que el color permanezca y nos e absorba tan rápido.
Elimina el gordito del cuello cubriéndolo desde el mentón hasta el escote con tu base de maquillaje y estilizándolo con la técnica del claroscuro. “Haz una media luna de oreja a oreja con una sombra en tono café neutral, desde el mentón hasta la parte trasera del cuello vistiendo con pequeñas pinceladas el área caída”. De esta forma creas un fondo más oscuro en le papada, restándole importancia.

3. Piel opaca y ceniza.

Se puede observar cuando la piel está deshidratada por falta de agua y grasa. Ante esto, “necesitas compensar estas pérdidas para dar a tu dermis un aspecto terso y satinado”.

4. Hundimiento labial.

Signo característico de esta fase debido a la baja producción de grasa subdérmica. Es común ver el labio superior convertido en una finísima línea.
Remedios: mejora la textura labial con rellenos a base de ácido hialurónico o lipstick que den volumen en tiempo récord. “Entre más brillo tiene un gloss más vida le da, por que los destellos reflejan toda la luz y acentúan el grosor”.
Correcciones mágicas: delinéalos ligeramente por el exterior del contorno con un lápiz tono coral. Súbeles el tono con un rojo intenso. Y sella con el gloss de Murad.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: