Tres minutos de ejercicio a la semana previenen la diabetes
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Tres minutos de ejercicio a la semana previenen la diabetes

Investigadores británicos afirman que practicar ejercicio previene la diabetes y la resistencia a la insulina.
Después de seis semanas ejercitándose, los voluntarios obtuvieron una mejora de un 28% en la función de la insulina.

Después de seis semanas ejercitándose, los voluntarios obtuvieron una mejora de un 28% en la función de la insulina.

Prevenir un cuadro de diabetes puede ser más simple de lo que se imagina, según una nueva investigación realizada por la University of Bath, en Inglaterra. El estudio afirmó que apenas un minuto de ejercicio, tres veces a la semana, es suficiente para prevenir este tipo de enfermedad, de acuerdo con las informaciones del diario británico Daily Mail.
Paseos cortos en bicicleta pueden ser suficientes para evitar la diabetes tipo 2, que ocurre cuando el azúcar en la sangre llega a altos niveles y el cuerpo no produce la suficiente insulina para procesarla, este tipo de diabetes está relacionado con un estilo de vida sedentario y puede traer complicaciones posteriores para el corazón, los riñones, los ojos y en general para la salud del paciente.
El estudio pidió a los voluntarios practicar, tres veces por semana un minuto de bicicleta. Después de seis semanas, se obtuvo una mejora de un 28% en la función de la insulina.
Hacer ejercicio regularmente puede contribuir a mantener el nivel de azúcar adecuado, sin embargo el estilo de vida agitado difícilmente permite practicar 30 minutos de ejercicio cinco veces por semana.
Niels Vollaard, que lideró el estudio, explica que los músculos humanos almacenan azúcar, llamada glucógeno, que es usada al momento de practicar el deporte. “Para reponer sus niveles después de los ejercicios, el músculo busca azúcar en la sangre. En personas inactivas, los músculos siente menos necesidad de hacer este proceso, lo que puede llevar tener niveles elevados de azúcar en la sangre e incluso a la diabetes tipo 2”, concluyó.
Vollaard afirmó que es comprobado que la actividad física mejora la respuesta a la insulina y que ahora el desafío es comprobar si las sesiones cortas de ejercicio tienen la misma eficacia. Para llegar a estas conclusiones, el estudio, publicado en European Journal of Applied Physiology, ahora está siendo ampliado.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: