Una buena digestión
Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Una buena digestión

Consejos para una buena digestion

1. Evita los alimentos grasos,

sobre todo aquellos con grasa saturadas, como el chocolate, las frituras, las carnes rojas, los lácteos enteros, el tocino, mantequilla o los aceites de aceite de palma, cacahuate y coco, que interfieren en la absorción intestinal y aumentan el colesterol.

2. Reduce al mínimo las gaseosas.

Para obtenerlas se desmineraliza el agua, y luego se agregan minerales en cantidades predeterminadas, lo que no siempre es bueno. Normalmente, son cafeinadas, efervescentes y saborizadas, que producen gases y acidez.

3. Aumenta el consumo de fibra.

Contenida especialmente en frutas, verduras, cereales y las versiones integrales de pastas, harinas y arroces, que favorecen la movilidad intestinal.

4. Come de too, pero poco.

En pequeñas cantidades, especialmente a la hora de la cena. Es preferible hacer varias y pequeñas comidas espaciadas a lo largo del día que escasas y copiosas.

5. Compensa una comida con otra.

Tras una comida pesada, procura que la siguiente ingesta sea más ligera.

6. Procura masticar.

Es mejor tardar, por comer despacio: tiene efecto saciante.

7. Evita la entrada de aire.

Fumar, masticar chicle o comer rápido incorporan aire a través del tacto digestivo, lo que potencia la hinchazón y la flatulencia.

8. Espera antes de irte a la cama.

Acuéstate al menos 2 horas después de haber cenado. Una vez en la cama, eleva la altura de la cabeza unos 10 o 15 cm.

9. Haz ejercicio.

Activa el tránsito y degradación del bolo en el estómago.

10. Procura vestir ropa holgada.

Si la llevas apretada, dificultarás la digestión. Después de comer, levántate de la silla.

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: