Enlaces patrocinados
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twitter

Entradas con la etiqueta ‘Cáncer de Útero’

La primera consulta de las adolescentes al ginecólogo

Cada día más jóvenes adolescentes se inician en el sexo antes de los 15 años, por eso es muy aconsejable a las chicas adolescentes adelantar las medidas preventivas y visitar cuanto antes un ginecólogo.

Consulta al ginecólogo en la adolescencia

Consulta al ginecólogo en la adolescencia

Las revisiones ginecológicas deben iniciarse cuanto antes en la adolescencia. En el ginecólogo, la adolescente encontrará información sobre su salud ginecológica y aprenderá más sobre los factores de riesgo y modo de prevenir enfermedades, principalmente las transmitidas por el sexo.

En el último Congreso de la Asociación Española de Pediatría se constató que la edad de iniciación sexual de los adolescentes es cada vez más temprana, los jóvenes se inician en el sexo antes de los 15 años. Hace tan solo diez años la media de edad de la primera relación sexual era entre los 17 y18 años. Como los tiempos van cambiando, antes los pediatras hablan de bebés y niños y ahora se preocupan también con el sexo.

Leer el resto de esta entrada »

Publicaciones Relacionadas:

Cómo tratar el Virus del Papiloma Humano

El Virus del Papiloma Humano (VPH) suele entrar silenciosamente al organismo y en ocasiones así permanece durante un tiempo más o menos extenso hasta que los genitales comienzan a llenarse de verrugas (condiloma acuminado), o en el útero aparecen placas rugosas de color blanco (condiloma plano) que sólo pueden diagnosticarse mediante la observación con equipos médicos especiales.
VPH - Virus del Papiloma Humano

VPH - Virus del Papiloma Humano

Es frecuente que junto al papiloma se manifiesten otras infecciones de transmisión sexual que sí producen síntomas como flujo, ardor, prurito, calor y coitalgia (dolor al coito). Ellos emiten la alarma y motivan la visita al especialista.

¿Qué son los condilomas?

Los condilomas o verrugas genitales se localizan en los epitelios expuestos como la piel de la zona ano-genital, labios mayores y menores de la vulva, escroto, pene, glande y surco balano-prepucial. También se presentan en las mucosas de la vagina, cuello uterino y región del introito vulvar. En el varón se reportan afecciones en la uretra, la próstata, vesícula seminal, uréteres y vejiga.

Tras la inoculación del virus, éste se desarrolla en cuatro fases: incubación, expresión activa, contención y tardía. En la primera existe el riesgo de contagio, pero este es mucho mayor en la segunda cuando aparecen las verrugas y ante cualquier desgarramiento, éstas se extienden aún más. En este momento asoman lesiones clínicas (visibles) o subclínicas cuya detección requiere estudios de laboratorio (citologías, biopsias y técnicas de detección de ADN) o exámenes especializados como la colposcopía.

Leer el resto de esta entrada »

Publicaciones Relacionadas:

Virus del Papiloma Humano, verdugo de la promiscuidad

El mal llamado amor libre — en realidad deberíamos decirle amor promiscuo— tiene entre los verdugos de estos tiempos a un virus del que algunos especialistas aseguran que es capaz de atravesar los minúsculos poros del látex y transmitirse, incluso, por el simple contacto con zonas genitales infectadas. Se trata del Virus del Papiloma Humano o Papilomavirus (VPH).
Virus del Papiloma Humano - Cáncer del Cérvix

Virus del Papiloma Humano - Cáncer del Cérvix

Este microscópico germen ocasiona la enfermedad de transmisión sexual más común y menos conocida de la actualidad, el condiloma. Lo más alarmante no es la manera aritméticamente progresiva en que se extiende, ni siquiera que su sintomatología de antiestéticas y molestas verrugas genitales sea difícil de erradicar permanentemente, sino que el VPH es una de las causas más frecuentes del cáncer de cérvix o cuello del útero.

Enfermedad sexual y cáncer de útero

El VPH es un virus de la familia de las Papoviridae al que se le responsabiliza de la mayor parte de los casos de cáncer de útero reportados. Estudios realizados a finales del pasado siglo demostraron que estaba presente en el 99,7 por ciento de los casos diagnosticados con este mal.

Existen alrededor de 100 tipos de VPH y unos 60 son capaces de producir lesiones en el cuello uterino, con un potencial oncogénico (maligno) mil veces mayor sobre el útero que sobre la vulva y la vagina, zonas que en cambio son las más afectada por las verrugas que “expresan” la enfermedad.

Las variantes del virus se clasifican según el riesgo de provocar lesiones premalignas o cancerosas en bajo, intermedio o alto, y en este último caso se encuentran los “peligrosos” VPH 16 y 18.

Este virus se transmite principalmente a través de las relaciones sexuales y contrario a lo que durante mucho tiempo creímos, los métodos de barrera —condón y diafragma— no son eficaces al cien por ciento pues existen criterios acerca de que el virus es capaz de atravesar los microporos del látex.

El VPH también puede transmitirse de madres a hijos en el momento del parto y “muy inusualmente” por el empleo de un instrumental médico que no haya sido correctamente esterilizado.

Su capacidad de infección es elevada, de hecho consigue enfermar al 70 por ciento de las personas que entran en contacto con él, con un periodo de incubación que oscila entre las 3 y las 6 semanas en las personas más inmunosusceptibles, y hasta 10 años en las más resistentes.
Fuente: http://guiajuvenil.com

Publicaciones Relacionadas:

Enlaces patrocinados
Siguenos en Twitter
Suscripción

Ingresa tu e-mail y recibe lo más reciente en tu bandeja de entrada: